Curso de gramática y regionalismos del español

Curso de gramática avanzada del español y regionalismos

No estaría mal, ya que con los audios actuales me han corregido mal palabras como, vite, mirá, o tenés; cuando claramente los interlocutores son argentinos. Aunque también son las típicas personas que no leen la guía o no conocen la frase: Transcribir literal lo que se dice. No sé que medidas tomaran sobre todo este show.

1 me gusta

Gracias Nafer, Cordial Saludo, de eso se trata, de ayudarnos. En mi caso me han salido audios de la costa norte de Colombia, ellos hablan de una forma particular, primero, vocalizan muy poco y hablan rápido. Además utilizan regionalismos como “mondá”, “chimba”, “primo”, “bollo” que si no se reconocen e identifican con el contexto, se puede perder veracidad en el significado. Atento a las dudas, Buena tarde.

Los argentinos conjugan los verbos de manera diferente, por ej Entendés, y eso hay que anotar, algunos lo cambiaron por entiendes, y ya es otra cosa, asi me parece a mí

2 Me gusta

Sí, eso lo tengo claro, sea cual sea la forma de expresarse del hablante de su respectivo país, lo escribo tal como lo dice, lo que hacía hincapié es que tomando su ejemplo, el entedés me lo “corregían” como entiendes.

2 Me gusta

En un audio la operadora mencionó una serie de medios de pago argentinos: Rapipago, Bapropago, Pagofácil, Pagolink. Todos me los corrigieron con otras palabras que no tienen nada que ver. En otro audio la personsa nombró Aysa y Arba, que son boletas de pago de agua e impuestos, que llegan a los domicilios. También los cambiaron por otra cosa.

2 Me gusta

Precisamente Ruth, la conjugación del “entendés” está relacionada con el voseo hispanoamericano, que en su versión latinoamericana está permeada por variantes regionales como ejemplo, la región occidental venezolana del Estado Zulia en límites con Colombia, en éste país asimismo, en la zona nororiental el voseo presenta características peculiares muy distintas del voseo de Antioquia y el Valle del Cauca. Asimismo, pese a compartir rasgos afines el voseo de los uruguayos y argentinos presenta matices que no se observan a simple oído, y que modifican el contexto semántico de las palabras. Te agradezco tu comentario, estamos para servirles.

1 me gusta

Lonso, cordial saludo. Cómo se podrían apelar esas correcciones ante Atexto, puesto que son imprecisiones de ellos que finalmente afectan los ingresos de los colaboradores. Te agradezco tu valiosa inquietud, ojalá podamos seguirnos ayudando.

Tal cual. El voseo consiste en usar el “vos” en vez de usar el “tú”, por lo tanto se modifican las conjugaciones de los verbos. Saludos

1 me gusta

Así es Ruth, y al modificarse las conjugaciones se modificaría su semántica y contexto sociocultural. Así como en ciertas regiones de España como la región andaluza no hacen uso del voseo. El lenguaje es histórico, dinámico y cambiante. Gracias por pertenecer a esta comunidad de aprendizaje, tus mensajes, sus mensajes inspiran para seguir creciendo.

1 me gusta

Es cierto Naffer, es necesario hacer recoger y hacer llegar esas peticiones a los encargados de Atexto pues finalmente dichas imprecisiones afectan nuestros ingresos como colaboradores. TE agradezco sumamente, tus comentarios motivan a seguir aprendiendo y creciendo.

Hola Andreschaman. Pues la única manera que conozco es reportando las tareas. Por aquí, por la comunidad hay varios temas abiertos hablando de estas cosas, pero no sé hasta qué punto todo esto sea efectivo. La verdad produce una sensación de pérdida de tiempo, el tratar de hacer las cosas lo mejor posible, consciente de que algún error podemos tener, pero en mi caso soy bastante cuidadoso con el uso del lenguaje, y me corrigen como mal muchas cosas de las que estoy seguro que están bien.

1 me gusta

Lonso, cordial y afectuoso saludo, esa sensación de moral baja también me invade, sobre todo viendo vlogs de YouTube en donde la mayoría no recomienda Atexto con buenos argumentos. En ese sentido, es bueno que puedan mejorar el aspecto de la paga, porque en realidad uno recibe pingües ganancias de esclavitud digital del siglo XXI.